Candiduria

Candiduria

Introducción

La presencia de levaduras (candiduria) en orina es un hallazgo común, Candida se encuentra colonizando de forma normal la mucosa urogenital, por lo que su hallazgo en sedimento urinario no indica la existencia de una infección y se debe descartar una contaminación, una colonización o una infección a nivel renal o del tracto urinario. Existen varios factores que predisponen a una infección por Candida y la mayoría se relaciona a una debilitación del sistema inmune o a una disbiosis, en la siguiente tabla se resumen los factores de riesgo que predisponen a una infección por este hongo.

Morfotipos de Candida

Candida es un hongo dimórfico que tiene plasticidad morfológica, hasta la fecha se han descrito 9 morfotipos y a continuación se abordan los más importantes.

Levaduras: su nombre correcto es blastoconidios, son unicelulares que se reproducen por gemación, estas aparecen como células de color verde pálido con paredes lisas y bien definida, el núcleo a veces visible, y el citoplasma es homogéneo sin organelos aparentes, la forma de la célula es generalmente ovoide, esférica o alargada.
Pseudohifas: son estructuras alargadas pero sus divisiones son por medio de constricciones por lo que cada célula tiene forma elipsoidal y no de un tubo continuo.
Hifas: son estructuras filamentosas multicelulares, con forma de tubo y que se dividen por medio de septos.

Patogenia de Candida en el tracto urinario

No se conoce mucho sobre la patogénesis de Candida en vejiga u otros órganos de la vía urinaria, pero si se han realizado varios estudios sobre la patogénesis de Candida en riñón, pero en general se considera que realiza eventos similares en ambos sitios.

Tanto de forma comensal como patógena de Candida necesita unirse a los ligandos celulares y poder colonizar. La adhesión esta mediada por una seria de proteínas (adhesinas) que median el anclaje a superficies bióticas y abióticas, dentro de estas proteínas se encuentra la familia de adhesinas Als y la proteína HWP1. En la adhesión inicial de la levadura a la célula, ocurre una estimulación en la formación de tubo germinativo/formación de hifa, esto con el fin de aumentar puntos de anclaje entre el hongo y la célula. En el caso de que el hongo sea patógeno inicia la invasión de las células huésped, y para realizar este fenómeno cuenta con dos mecanismos; la endocitosis inducida y la penetración activa. Estos mecanismos de invasión pueden ocurrir al mismo tiempo o no, y esto depende principalmente del tipo de célula, por ejemplo, en epitelio de la mucosa oral (escamoso estratificado) participan los dos, pero en epitelio intestinal solo la penetración activa. Por último, el hongo causa el daño tisular el cual terminara en muerte celular por apoptosis y necrosis causando abscesos, si el hongo alcanza algún vaso sanguíneo, se puede diseminar a otros órganos.

Diagnóstico de una ITU por Candida

El diagnóstico de las ITU por Candida es complicado, ya que no existe hasta la fecha un numero de corte de UFC que indique infección como es el caso de las bacterias, varios estudios han establecido que recuentos muy bajos de levaduras se presentan en pacientes con infección de Candida a nivel renal o recuentos muy elevados en pacientes colonizados. Si se observan levaduras en orina, lo primero que se debe realizar es descartar que no sea una contaminación, en caso de descartar la contaminación se deben cotejar los síntomas presentes, factores de riesgo y observar si existe leucocituria. Si el paciente es asintomático y continúa presentando candiduria, lo que se recomienda es evaluar que factores de riesgo están propiciando la colonización para modificarlos. En pacientes sondados es complicada su evaluación, ya que normalmente tienen leucocituria sin tener alguna infección, en caso de encontrar levaduras en este tipo de pacientes se recomienda cambiar la sonda y si en la segunda muestra obtenida de la sonda nueva hay levaduras, es indicativo de colonización vesical por lo que es necesario cultivar.

Bibliografía recomendada
• Kauffman, C. A., Fisher, J. F., Sobel, J. D. and Newman, C. A. (2011). Candida urinary tract infections – Diagnosis. Clinical Infectious Diseases, 52(SUPPL. 6.
• Bonifaz Trujillo, A. J. (2012) Micología Médica Básica. McGraw Hill Mexico.
• Naglik, J. R., Moyes, D. L., Wächtler, B. and Hube, B. (2011). Candida albicans interactions with epithelial cells and mucosal immunity.’Microbes and infection, 13(12–13), 963–76.
• Mayer, F. L., Wilson, D. and Hube, B. (2013). Candida albicans pathogenicity mechanisms. Virulence, 4(2), 119–28.

Leave a comment:

× WhatsApp en Linea